Bienestar emocional debe ser parte de la formación de profesionales de la Salud

Con un exitoso cierre marcado por los desafíos que dejó planteados, finalizaron en la Facultad de Medicina las Jornadas de Educación Médica, JEM 2020 las que en esta última versión realizada abordó  el Bienestar en la Formación de Profesionales de la Salud a través de conferencias de expertos invitados, trabajos y comunicaciones.

El encuentro contó con la participación de 155 asistentes de una veintena de universidades como la Universidad Mayor, Austral de Chile, Católica del Maule, Universidad Santiago, Universidad Los Andes, PUC, Antofagasta, Católica de la Santísima Concepción, San Sebastián, Los Lagos, Talca y Academic Centre ForDentristy Amsterdam, además de asistentes provenientes de Paraguay y Bolivia.

“Las JEM se han posicionado como un evento importante en Chile y la participación de otros países latinoamericanos cada año va en alza. Como es tradicional se constituye en el encuentro anual con mayor convocatoria en educación en Ciencias de la Salud del país, siendo uno de los tres eventos más relevantes del año junto con las Jornadas de Educación en Ciencias de la Salud que realiza la Universidad de Chile y el LACRE (Congreso Latinoamericano de Educación de Residentes) organizado por la PUC, por lo tanto, nuestra evaluación de esta versión es completamente positiva”, indicó Nancy Bastías V., directora del Departamento de Educación Médica de la Facultad de Medicina UdeC.

La académica explicó que si bien se mantiene una preocupación constante por que los docentes incorporen nuevas metodologías de enseñanza, evaluación y planificación en la docencia, en estas jornadas el foco estuvo en el ambiente académico y en el rol de los afectos y las emociones en los procesos de aprendizaje, un aspecto que ha sido ampliamente estudiado en investigación educacional, pero que todavía carece de un tratamiento sistemático en educación médica. Sin embargo, empezar a hablar de las emociones y afectos en los aprendizajes es clave para mejorar la formación de profesionales, evitar que la universidad siga siendo un foco de malestar psicológico y modelar estrategias de autorregulación intra e interpersonal para los profesionales de la salud que vienen. En este sentido,  las jornadas avanzan en un desafío que la universidad deberá enfrentar en el corto plazo, manifestó.

En este sentido, los expositores invitados el Profesor Emérito de la Universidad de Concepción Dr. Eduardo Fasce, de Chile y Paula Soto de México, avanzaron en la comprensión del rol de las emociones en el aprendizaje. El primero, desde una óptica biomédica, y la segunda desde una mirada psicosocial,  cuya complementariedad es indispensable para mejorar los procesos formativos en carreras de la salud.