Fonocaudiología UdeC realiza teleterapia a pacientes del Hospital Las Higueras

La pandemia por coronavirus ha obligado a reorientar las labores asistenciales en los establecimientos de salud con el fin de atender oportunamente la demanda derivada por la presencia de Covid-19 y del mismo modo no desatender los requerimientos urgentes de las patologías no Covid. Esta reorientación también se enfoca, entre otros, a aquellos pacientes que deben continuar diferentes tratamientos luego de su estadía en un recinto asistencial. En este contexto, el Hospital Las Higueras de Talcahuano y la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción, específicamente la carrera de Fonoaudiología, desarrollan desde junio un proyecto piloto de teleterapia para pacientes que requieren atención fonoaudiológica debido a la presencia de diferentes trastornos que necesitan de estrategias de rehabilitación.

El proyecto consiste en la realización de prácticas a distancia y nace como una idea del equipo de rehabilitación liderado por la Dra. Mary Aqueveque, jefa del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, quien para llevar a cabo la iniciativa se vincula con el encargado de relación asistencial docente Javier Cerda, del Departamento de Formación y Capacitación del Servicio de Salud Talcahuano y éste a su vez con la Prof. Yolanda Zúñiga, Encargada de campos clínicos UdeC y el Prof. Pablo Espinoza Melgarejo, Jefe de Carrera de Fonoaudiología UdeC.

Sandra Bustamante N., Jefa del Departamento de Formación y Capacitación del Servicio de Salud Talcahuano comenta que los pacientes beneficiados son aquellos que han iniciado el proceso de rehabilitación en lo intrahospitalario y que aún tienen tratamientos pendientes. Dentro de éstos se encuentran usuarios con trastornos de deglución, comunicación, lenguaje y voz y que además cumplen criterios de alta hospitalaria para continuar su manejo de forma ambulatoria.


Sandra Bustamante N., Jefa Departamento Formación y Capacitación Servicio de Salud Talcahuano

Pablo Espinoza M., jefe de carrera de Fonoaudiología señala que el proyecto ha sido una buena oportunidad para desarrollar el trabajo de internado de Fonoaudiología, en respuesta al contexto sanitario presente. Al mismo tiempo, destacó la coordinación de la puesta en marcha del trabajo tanto con profesionales como con los y las estudiantes realizada por la Prof. María José Fuentealba R., Encargada de internado de Fonoaudiología. “Debido a la pandemia las atenciones ambulatorias debieron ser suspendidas lo que generó una brecha en la rehabilitación de los pacientes, en especial, en la fase temprana de recuperación, es decir, en los primeros 3 a 6 meses, tiempo en el que se pueden obtener los mejores resultados en la rehabilitación fonoaudiológica”, indicó Espinoza. Por su parte, la académica Fuentealba comentó que en la puesta en marcha del proyecto participó la fonoaudióloga Solange Concha J., tutora de la carrera. “El internado tuvo una duración de 10 semanas y participaron 3 internas de la carrera y como el piloto tuvo una muy buena evaluación por parte del hospital al finalizar inmediatamente se dio la partida a los internados virtuales en los que participan 5 docentes de la carrera que cubren diferentes áreas del quehacer de la Fonoaudiología”, explicó María José Fuentealba, académica a cargo del internado.

     
Pablo Espinoza, Jefe Carrera                              María José Fuentealba, encargada de internado

Desde el punto de vista del impacto de este modelo de atención, Pablo Espinoza señala que lo que se busca es estimular el desarrollo de nuevas competencias en los y las internas, mostrando flexibilidad y rápida adaptación al entorno laboral. Al respecto, Sandra Bustamante N., Jefa del Departamento de Formación y Capacitación del Servicio de Salud Talcahuano coincide en que la evaluación tanto de los usuarios y usuarias como de los estudiantes ha sido muy favorable, ya que mientras los primeros pueden retomar sus atenciones, los segundos han podido avanzar en el desarrollo de sus internados. “La carrera de Fonoaudiología de la Universidad de Concepción tiene un gran desarrollo en áreas que son de interés del Hospital Las Higueras y del Servicio de Salud Talcahuano por lo que se vio como una apuesta segura para innovar con prácticas a distancia y contribuir a resolver la demanda asistencial de los pacientes. Además, con la Universidad de Concepción tenemos un convenio asistencial docente histórico que facilita el poder incursionar en este tipo de iniciativas”, manifestó.

Sobre la continuidad de este modelo de atención, debido al actual escenario y visualizando que la pandemia estará presente en el país por más de un año, Sandra Bustamante indicó que se ha pensado en mantener esta modalidad de trabajo con los estudiantes y probablemente cuando ya puedan asistir de manera presencial a sus prácticas, se implemente un modelo mixto para seguimiento de los usuarios y en el que además el Hospital Las Higueras pueda seguir aportando en la docencia de pregrado.