Paula De Orúe es elegida Presidenta de la Sociedad Chilena de Salubridad

La profesora Paula De Orúe Ríos, directora del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción, fue recientemente nombrada, por una unanimidad, como Presidenta de la Sociedad Chilena de Salubridad (SOCHISAL), entidad que busca contribuir al progreso de la salud pública del país mediante el estudio e investigación de problemas relacionados con esta área. Luego de este nombramiento, la académica se convierte en la primera mujer no médico y de regiones en asumir la Presidencia de esta sociedad.

La Sociedad Chilena de Salubridad, creada en 1947 y en reactivación durante los últimos años, es miembro activo de la World Federation of Public Health Associations a través de la Alianza de Asociaciones de Salud Pública de las Américas, AASPA.

Paula De Orúe es matrona de la Universidad de Concepción, magister en Salud Pública, mención Educación para la Salud de la U. Chile, Diplomada en Gestión de Sistemas de Salud y también Diplomada de Calidad y Seguridad en la Atención y Acreditación en Salud. Desde 2008 es Profesora Asistente del Departamento de Obstetricia y Puericultura y del Departamento de Salud Pública del cual es directora desde 2018. Anteriormente, entre 2010 y 2012 ya había dirigido este estamento.

  • ¿Cómo surge su vinculación con la Salud Pública?

Surge desde mis tiempos de estudiante de Obstetricia y Puericultura. Me gustaba mucho la salud primaria y la educación de la comunidad. Mi práctica la realicé con la profesora Mónica Pérez, quien me motivó a acercarme a esta área. Al egresar me especialicé en el magister de la Universidad de Chile y escogí la mención Educación para la Salud para trabajar con las comunidades. Trabajé en atención primaria en la comuna de Chiguayante desarrollando proyectos y dirigí los Centros de Salud Familiar de Chiguayante y Leonera. Siendo ya académica en la Universidad de Concepción y en la búsqueda de respuestas a interrogantes de la Salud Pública, me fui vinculando con temas como  alfabetización en salud, gestión y optimización de recursos en los sistemas de salud, entre otros. Todo esto orientado a analizar cómo la disponibilidad y uso de los recursos pueden ser orientados hacia el acceso universal y hacia una atención oportuna y de calidad. Esto fue lo que me orientó a seguir estudiando, primero el Diplomado en Gestión en Sistemas de Salud 2005 y en Calidad y Seguridad de la Atención después.

  • ¿Y cómo forma parte en SOCHISAL?

Al vincularme activamente en Salud Pública, congresos, seminarios y otros encuentros relacionados, se me invita a participar en la Sociedad Chilena de Salubridad, donde los salubristas nos vinculamos y discutimos los temas de salud pública del país. En 2014, en una de las asambleas anuales, un profesor de la Universidad de Chile me propone como integrante de SOCHISAL convirtiéndome en directora hasta 2020 cuando asumí como secretaria. Este año me pidieron postular a la Presidencia resultando electa por la totalidad de los socios activos.

  • ¿Qué objetivos tiene esta Sociedad?

Los principales tienen relación con estudiar y debatir los problemas de salud en sus diversos aspectos, con el propósito de dar a sus miembros y a la comunidad amplio conocimiento de ellos y en miras a promover el mejoramiento de la salud del país; contribuir al progreso de la salud pública mediante el estudio e investigación de los problemas relacionados con la salubridad, para lo cual celebra sesiones que ofrezcan a todos sus miembros una tribuna en la cual dar a conocer sus trabajos y sus opiniones. Esto lo hacemos a través de la realización anual del Congreso de Salud Pública y el Congreso de Epidemiología de los cuales somos parte del comité organizador junto a otras cuatro instituciones: la Red Chilena de Instituciones Formadoras en Salud Pública, compuesta por 23 universidades del país, la Sociedad Chilena de Epidemiología, la Sociedad Chilena de Salud Pública Oral y la Escuela de Salud Pública de la U. Chile. Además como SOCHISAL hemos participado activamente en la mesa social convocada por el Colegio Médico para discutir las diferentes estrategias para controlar la pandemia.

  • ¿Cómo recibe este nombramiento y ser la primera presidenta no médica y de región?

Ser presidenta de SOCHISAL es un gran honor y lo tomo como una experiencia y oportunidad de poder vincularnos aún más, no solo entre quienes integramos esta sociedad, sino que también con instituciones que trabajan en el área, el poder llevar los temas de salud pública a los niveles donde se toman decisiones en torno a ella. En lo personal, me siento honrada porque creo que el trabajo realizado está teniendo frutos. No obstante, el estar en la presidencia será una oportunidad de seguir aprendiendo, ya que el equipo directivo es muy potente y con muchas ganas de trabajar. Las tareas propuestas para este año son fortalecer la Sociedad, reencantar a socios y socias fortaleciendo el ingreso a ella y reintegrarlos para relevar sus roles en temas como derechos en salud, salud en la nueva constitución, trabajar en un nuevo modelo de atención o mejoramiento del actual, todo en pro de poder otorgar acceso a una salud de calidad, de manera oportuna y con dignidad procurando un buen trato y resguardo a las personas en los momentos difíciles que trae aparejado el padecimiento de una enfermedad. Por otro lado, enfrentaremos desafíos. Por ejemplo, en la actualidad no hay un control de la pandemia, pero cuando ello suceda deberemos dar respuesta a toda la desatención en salud primaria que ha provocado la enfermedad por Covid-19. Esto porque en 2020 las atenciones en este nivel de atención han caído en más de un 50% en relación a 2019. Cuando retomemos la atención, probablemente las enfermedades estén en un nivel de mayor complejidad, por lo tanto, tendremos que buscar estrategias para enfrentar ello y también lo que no se ha hecho en programas de prevención.

Ser la primera presidenta mujer no médico y de regiones responde a que el trabajo que ha hecho esta sociedad ha sido interdisciplinario y que ha logrado crear alianzas entre los y las salubristas que la componen. Más que nuestras áreas de especialidad vemos que la profesión de cada integrante aporta diferentes miradas que, en conjunto, nos permiten abordar de manera mucho más integral todo.

  • ¿Para el Departamento de Salud Pública UdeC qué significa tener a su directora en esta presidencia, qué proyecciones puede tener en lo académico?

Espero que la presidencia en SOCHISAL sea una oportunidad de desarrollo para nuestro departamento. Tenemos profesionales muy capaces, algunos en formación de determinantes sociales, en género y salud, también en el área de la epidemiología y gestión. Estamos retomando nuestro vínculo y trabajo con los servicios de salud y tratando de formar alianzas de colaboración para lograr detectar dónde están las necesidades y conocer las experiencias de nuestros usuarios/as en los Servicios de Salud Concepción y Talcahuano. Asimismo, espero que podamos buscar y acceder a actores relevantes que ya han dado respuesta y propuesto modelos a ciertas situaciones de manera de conocer sus experiencias y recibir asesoría a nuestros procesos de mejoras. En lo que respecta a la formación de nuestros/as estudiantes de Obstetricia y Puericultura, nos plantea también interesantes desafíos relativos a su vinculación con los temas de Salud Pública en lo que se refiere a Derechos en Salud Sexual y Reproductiva, por ejemplo.

Mi sueño como integrante del Departamento de Salud Pública es que seamos un referente no solo de opinión, sino que también de consulta para el mejoramiento de los sistemas y centros de salud  y aportar a las estrategias que se orienten a ello. Nuestra mirada es diferente, va mas allá de las necesidades de la ciudadanía. Debemos trabajar en dar una impronta en temas como la asignación de recursos, en las dificultades de acceso a la salud y también en la toma de medidas sanitarias y de vigilancia en sistemas de salud, además de lo que se refiere a enfermedades y accidentes laborales, entre otras muchas áreas que podemos abordar.