Estudiantes de la salud retoman jornadas de ayuda a comunidades

Junto a grupos de docentes y profesionales, estudiantes de carreras de la Salud de la Universidad de Concepción, han retomado visitas en modalidad presencial a vecinos y trabajadores de diferentes comunidades de la región con el objetivo de prestar atención y orientación en diferentes disciplinas relacionadas a sus carreras.

Este trabajo multidisciplinario conformado por estudiantes las carreras de Medicina, Obstetricia y Puericultura, Medicina Veterinaria y Odontología de la UdeC , ha logrado acercar la atención de salud a diferentes comunidades, las mismas que han visto su acceso dificultado a diferentes prestaciones por el actual contexto sanitario que enfrenta el país y Biobío.

Carla Paredes Sobino, académica del Programa de Medicina y Salud Familiar del  Departamento de Salud Pública y encargada de la asignatura Prevención Clínica y Salud Familiar de la carrera de Medicina, explicó que este 2021 se ha realizado un trabajo colaborativo con las otras carreras mencionadas. Antes de la pandemia ya se realizaban este tipo de actividades, pero de manera más dirigida asistiendo a lugares públicos como la Vega Monumental y centros comerciales. También precisó que se han efectuado atenciones en colegios municipales y subvencionados de la comuna de Concepción trabajando con adolescentes en conjunto con equipos de salud de otras comunas de la región.

Lamentablemente estas actividades no se pudieron seguir realizando durante 2020, año en el que solo se hicieron simulaciones clínicas para la atención de adolescentes donde participaron ayudantes de la misma carrera de Medicina. En este 2021 se determinó volver a la modalidad presencial en las actividades de la asignatura, donde se analizó la necesidad de que los estudiantes pongan en práctica los conocimientos teóricos que se les han entregado en estos años de carrera.

Otro de los objetivos señalados por la docente es la necesidad de acercar la atención médica a la población de manera de contribuir en parte a disminuir el acceso limitado a éstas. “Este año hemos realizado atenciones en campamentos de la comuna de Concepción, estamos coordinando otra en un campamento en San Pedro de la Paz, también hemos atendido a adultos mayores en los cerros de Talcahuano y la semana pasada estuvimos atendiendo a trabajadores de empresas contratistas de ENAP que son en su mayoría varones que por un tema laboral es más difícil que acudan a un centro de salud a atenderse. Finalmente, nuestro propósito es trabajar en conjunto con centros de salud o empresas para poder acercar la salud a las personas”, señaló.

 En lo que va del semestre se han desarrollado seis intervenciones en total, además de operativos los días sábado.

Sobre la experiencia de estas jornadas, la profesional destaca el trabajo multidisciplinario entre estudiantes de Medicina, quienes logran desarrollar un aprendizaje integral a la par de compañeros y compañeras de otras carreras, vinculándose además con otras Facultades como Odontología o Medicina Veterinaria y así entregar una atención más integral a las personas. Estudiantes de Obstetricia, en tanto, también se han sumado a los operativos en campamentos donde realizan Educación de Salud Sexual y Reproductiva. En este sentido, indicó que se encuentran en conversaciones con Enfermería de manera de lograr una coordinación y realizar alguna actividad en conjunto.

La vinculación que se obtiene en las diferentes comunidades a partir de la interacción de estudiantes de la salud y pacientes es una experiencia que debe perdurar. “Nosotros creemos que es super importante que estas actividades se mantengan, para que este vínculo que se establece con los centros de salud y con la comunidad no sea una actividad puntual, sino que sea algo que podamos replicar y contribuir a que las personas asistan a sus centros de salud”,  opinó Carla Paredes.

Sobre la experiencia, la estudiante de Medicina y activa participante en las jornadas, Javiera Solís Gonzáles, expresó su agrado con la experiencia de trabajar con personas de las distintas comunidades en estos operativos, puesto que están super abiertos al diálogo y escuchan las sugerencias con atención. Además, dijo, son personas que están dispuestas y preocupadas por su salud lo que hace más amena las actividades. “Para nosotros como estudiantes es muy importante este tipo de actividad, ya que es el primer acercamiento que tenemos en Salud Primaria donde podemos observar distintas realidades y entender el por qué de ciertos factores de riesgo y ver la salud desde distintos ámbitos”, explicó.

 En cuanto a los valores que rescata de su experiencia, Javiera indicó que “lo más destacable de las actividades es la posibilidad de desarrollar la empatía porque hay momentos en los que llegan personas, cuyos problemas de salud están muy relacionados a sus vivencias diarias, información que muchas veces nos permite vincular antecedentes al por qué de sus estados de salud. En estos casos, hemos trabajado la escucha activa y el respeto mutuo, indispensables para nuestra formación”, aseveró.

Galería de Imágenes aquí